Yoga

La palabra Yoga, proveniente del sánscrito, significa Unión. Podemos interpretarlo como la unión de cuerpo, mente y espíritu. También la Unión con el otro y con el Universo. Y es la práctica, la que nos proporciona el campo ideal para experimentar esta Unidad. Unidad es la otra acepción de la palabra, nos remite a que realmente ya todo es uno y solo nos falta reconocerlo y experimentarlo. Tanto en mi práctica personal como cuando enseño Yoga intento que estas dos concepciones de Unión estén presentes en todo momento. 

Por este motivo intento no poner el foco solo en la parte física, es decir las posturas-asanas, porque si tenemos como objetivo último la consecución de las formas corporales sacrificamos otros aspectos como la relajación, la presencia, el bienestar del cuerpo, la sensibilidad y escucha…. Seremos más fuertes, más flexibles, quizá más guapos, pero en esta búsqueda de hacer más y más con nuestro cuerpo seguiremos buscando hacia afuera en lugar de hurgar en nosotros mismos

Por lo mismo si el cuerpo físico queda en un segundo plano y me centro en prácticas más "espirituales" quizá tendremos experiencias asombrosas, nos sentiremos más conectados con los divino… Pero estaremos desoyendo y relegando nuestro cuerpo físico, que seguramente seguirá con dolor, tensión, etc.

En mi opinión la espiritualidad se construye a través de una escucha activa y a cada instante, la práctica de Yoga es una oportunidad excelente para descubrir esta escucha a través de poner plena presencia a cada movimiento, respiración, senación. Si estoy pendiente de hacer una postura muy difícil seguramente tendré que "desescuchar" a mi cuerpo para poder realizarla ya que habrá dolor o sensaciones desagradables, de la misma manera que si mi mente tiene que estar en mantras, imágenes, visualizaciones mientras practico tampoco podrá estar sintiendo plenamente. 

Me gustan las prácticas de Yoga que son entendidas como proceso. Donde las posturas son propuestas y nos sentimos libres de adaptarlas aunque estéticamente no sean tan vistosas. O incluso de no realizarlas, porque no es importante si no llegamos a hacerlas. Un proceso donde lo importante sea desarrollar la sensibilidad y la presencia, para saber que posturas y prácticas y de que forma nos sientan bien. Con un cuerpo sano, un estado de relax y presencia experimentamos este estado Unión-Unidad cada vez más a menudo. Y no solo en la esterilla, también fuera de ella.

El Yoga es una excelente opción para disminuir nuestros niveles de estrés y trabajar nuestro parasimpático - es decir nuestra capacidad para relajarnos. En una sociedad donde estamos constantemente estimulados, estresados, atareados, es un gran regalo que nos podemos ofrecer el tener herramientas que nos lleven hacia adentro y nos enseñen el arte de relajarnos. A mi el Yoga me cambió la vida, espero haberte inspirado para que forme parte de tu vida también!

Si te apetece probar doy una clase a la semana los miércoles a las 20:10 en Av. Rius i Taulet 29-31, 1-3 de Sant cugat del Vallés :) solo tienes que mandarme un mail con el día que quieres venir <3

Marta

 

IMG_0171.jpg
Marta Marce