El buen dormir

pexels-photo-545015.jpeg

Antes de introducirnos en el tratamiento natural del sueño deberíamos plantear que significa dormir bien.  ¿Es normal levantarse cansado? ¿Despertarse durante la noche? ¿No poder dormir más de 5-6 horas? Nada de esto forma parte de la definición del buen dormir así que si tienes alguno de estos síntomas revisa los siguientes puntos.

La hormona protagonista de nuestro sueño se llama melatonina. Esta se genera en nuestra glándula epífisis y su precursora es la serotonina (seguro que te suena por ser la hormona de la felicidad). Antes de ambas encontramos el aminoácido triptófano del cual muchas personas tienen déficit y por lo tanto puede ser una causa de nuestras dificultades para dormir y también de nuestra facilidad para estar más desanimados. ¿Como podemos aumentar nuestros niveles de triptófano? Por una banda aumentar su ingesta (soja, plátanos, chocolate negro, atún, salmón, etc) y además asegurar su transformación en serotonina y posteriormente en melatonina por lo que deberemos tomar B3 (para evitar la ruta alternativa que convierte el triptófano en esta vitamina) y sus cofactores que son B6, Magnesio, Vitamina C. También podemos tomar melatonina directamente (si trabajamos a turnos o tenemos jet lag nos irá genial). O la versión activa del triptófano el 5HTP (nunca tomar con fármacos tipo MAO).

Como nos vamos a la cama también puede determinar la calidad de nuestro dormir. La epífisis se regula con la luz por lo que es interesante evitar mirar pantallas brillantes como el móvil o tablet una hora antes de irnos a dormir. Por lo mismo si nos despertamos por la noche intentar no abrir las luces e irnos a dormir conscientemente en lugar de dormirnos mirando la televisión para luego irnos a la cama. Puede ayudarnos hacer una breve meditación o técnicas de respiración.

Para mi detrás de muchos problemas de insomnio (y de muchas otras patologías) se encuentran geopatías, es decir campos naturales o artificiales energéticos que nos estresan de forma inconsciente mientras dormimos. Pronto hablaré de las geopatías más ampliamente, pero mientras podemos evitar las geopatías artificiales más habituales que son tener el móvil encendido y/o cargándose en la habitación o el wifi encendido. Si necesitas tu mobil como alarma ponlo en modo avión durante la noche. 

Ir a la cama con la digestión hecha es imprescindible para facilitar el sueño. Es muy importante evitar las comidas copiosas y optar por cenas ligeras con alimentos fáciles y rápidos de digerir como las verduras y frutas y granos como la avena, el arroz integral, etc Y dejar para otros momentos la proteína animal y especialmente la carne roja que puede llegar a tardar unas 4 horas en su digestión. 

Un hígado que no depura bien puede darnos problemas a la hora de dormir. Durante la noche, es cuando más funciones de reparación y depuración realiza y si este está en “dificultades” nos dará malestar e incomodidad. De hecho las horas más frecuentes en las que las personas me cuentan que se despiertan durante la noche son sobre las 2 o 3 de la madrugada, horas de hígado según la medicina china. Por este motivo es muy buena idea alejar el alcohol de las horas previas a dormir para evitar el estrés que provoca en nuestro hígado. 

Como buenos suplementos tenemos las vitaminas del grupo B que son imprescindibles para el sistema nervioso y la conversión del triptófano, las plantas relajantes como la valeriana (máx 2 meses seguidos), extracto de avena, pasiflora, amapola (especialmente si tu caso es dificultad para conciliar el sueño), y el aceite esencial de lavanda vaporizado o puesto en la almohada.

!Feliz descanso!

 

www.martamarce.net

Marta Marce